Se dio a conocer antes de 1933 con el nombre de Nora Norelli y llamó la atención sobre el peligro de los abortos ilegales. El expediente de la Gestapo de Selma Grünewald que se encuentra en Arolsen Archives describe a una mujer fuerte, comprometida e independiente.

Selma Grünewald nació en Kobern, cerca de Coblenza, en 1899. Su padre, Samuel Grünewald, fue comerciante y jefe de la comunidad judía local durante muchos años. Cuando Selma Grünewald terminó sus estudios, hizo un curso de formación en enfermería. Trabajaba para un médico en Colonia y a los 25 años de edad le condenaron a 6 meses de prisión por «ayuda al aborto» según el artículo 218.

Durante la época de la «República de Weimar» hubo resistencia a esta ley, principalmente porque tener muchos hijos significaba para las familias de la clase trabajadora la miseria económica, además de suponer una carga excesiva para las mujeres. El número de abortos era alto: si los que los hacían se iban de la lengua, las mujeres corrían el riesgo de ser condenadas, e incluso perder la vida.

 

Labor educativa como Nora Norelli

Es de suponer que después de su condena a prisión, Selma comenzó a aparecer en público y a abogar por una mejor educación. En los interrogatorios grabados por la Gestapo, afirmó que había trabajado como dramaturga de películas bajo el nombre de Nora Norelli hasta 1933 y que había combinado su labor cinematográfica con conferencias científicas. Entre otras cosas, mencionó la película «Frauennot – Frauenglück» (Maternidad. El derecho a la vida) de 1929. Eduard Tissé fue el director, y el director artístico fue el conocido director soviético Sergei Mikhailovich Eisenstein. Fue una de las primeras películas en abordar los embarazos no deseados y el sufrimiento de los abortos ilegales.

 

El equipo del director Sergei Eisenstein (2.º desde la derecha) y Eduard Tissé (izquierda) mostró en la película «Frauennot – Frauenglück» (Maternidad. El derecho a la vida) de 1929, entre otras cosas, el destino de tres mujeres que caen en la desgracia por el embarazo. Fueron muchas las mujeres que murieron en ese momento como resultado de un aborto ilegal. Las proyecciones de películas y las conferencias complementarias, en las que también participó Selma Grünewald, tenían como objetivo educar e informar.

La representación fílmica de cirugías, un nacimiento y los mensajes transmitidos fueron motivo de escándalo. La proyección de la película estaba en parte prohibida, o se permitía solo si estaba acompañada de una conferencia explicativa. Del expediente de la Gestapo se conoce que Selma Grünewald estuvo en muchas ciudades alemanas en las que la Dra. Nora Norelli daba estas conferencias complementarias.

 

Extracto de un interrogatorio de Selma Grünwald por la Gestapo de Düsseldorf el 29 de enero de 1940.

 

Expropiación, denuncia y arresto

Cuando los nacionalsocialistas llegaron al poder, todo cambió para esta mujer judía que entonces tenía 34 años. Su padre murió en 1933 y su hermano Julius huyó de Alemania unos años después. Selma se hizo cargo de su madre. Ambas estaban en la indigencia debido a la expropiación por parte del régimen nazi. Cuando la Gestapo les retiró sus pasaportes en 1938, ya no tenía esperanza de poder emigrar. Los datos que aparecen en el expediente de la Gestapo entre 1935 y 1940 demuestran que Selma Grünewald fue denunciada varias veces.

En enero de 1940 fue detenida por la Gestapo de Düsseldorf acusada de «deshonra racial». Como parte de las «Leyes de Nuremberg» aprobadas por los nacionalsocialistas en 1935, a las mujeres judías se les prohibía tener relaciones sexuales con «no judíos». En su testimonio, escrito bajo la supervisión de las autoridades nazis, Selma Grünewald negó esta acusación en varias ocasiones.

El proceso contra Rudolf Kirschner, el posadero que también fue acusado y que más tarde se hizo soldado se abandonó porque este no sabía que ella era judía. Sin embargo, la Gestapo de Düsseldorf ordenó el ingreso de Selma Grünewald en el campo de concentración de Ravensbrück: «Se condena a la judía Grünewald por tener relaciones sexuales racialmente abusivas con el posadero Rudolf Kirschner (…) en 1937». Su actividad antes de 1933 también aparece como motivo de su condena: «(…) También le fue enviada correspondencia a su dirección postal con el nombre de «Sra. Dra. Norelli» como destinatario. Con este nombre, Grünewald ofreció conferencias sexuales durante presentaciones de películas en proyecciones nocturnas». De forma resumida, la competente Gestapo sentenciaba: «La judía Grünewald es una persona de mala reputación que tiene antecedentes penales por aborto, entre otras cosas. Grünewald deberá ser enviada a un campo de concentración».

 

Asesinada en «custodia preventiva»

La Gestapo extendió sin razón alguna y en repetidas ocasiones la «custodia preventiva» de Selma Grünewald; la última en marzo de 1942. El 15 de marzo de 1942, el comandante del campo de concentración envió un escrito a la comisaría de la policía estatal de Düsseldorf. «Muerte de la presa en custodia preventiva Selma (Sara) Grünewald».

Selma Grünewald fue asesinada por los nacionalsocialistas en el campo de exterminio de Bernburg. Bajo el término en clave «trato especial 14 f 13», alrededor de 5000 prisioneros de varios campos de concentración fueron asesinados en la cámara de gas por el hecho de ya no estar capacitados para el trabajo. En su expediente de la Gestapo, la «causa de muerte oficial» es «atrofia hepática amarilla aguda».

 

 

Colaborar ahora!