La familia Pappenheim, de Schmalkalden, era una espina clavada en el costado de los nacionalsocialistas. Ludwig, un socialdemócrata convencido y padre de Günter Pappenheim, fue una de las primeras víctimas de la dictadura nazi. Las convicciones y el comportamiento de Günter tampoco encajaban en el concepto de «comunidad nacionalsocialista». Günter Pappenheim, sobreviviente del campo de concentración de Buchenwald, no solo participó activamente en política hasta su muerte en 2021, sino que además luchó toda su vida contra el olvido.

Günter Pappenheim nació el 3 de agosto de 1925 en Schmalkalden. Su padre Ludwig fue un socialdemócrata activo y comprometido, editor del diario Volksstimme. Su madre Frieda también fue miembro del Partido Socialdemócrata de Alemania (SPD). Después de que en 1933 los nacionalsocialistas se apoderaran del gobierno alemán, arrestaron a Ludwig Pappenheim. El padre de Günter, opositor político y una de las primeras víctimas de los nacionalsocialistas, fue enviado al campo de concentración de Breitenau. Los nacionalsocialistas lo asesinaron en 1934, en Neusustrum, uno de los llamados campos de Emsland.

A partir de ese momento, Frieda tuvo que alimentar sola a sus cuatro hijos, no sin gran dificultad porque los nazis le negaron la pensión de viudedad. Además, Günter y sus hermanos fueron considerados «mixtos de primer grado», pues el padre Ludwig provenía de una familia de comerciantes judíos. A pesar de todo, se mantuvieron fieles a las opiniones políticas del padre: rechazaron el saludo hitleriano y se mantuvieron al margen de las Juventudes Hitlerianas.

Después de terminar la escuela, Günter comenzó su formación como cerrajero en una fábrica de herramientas de Schmalkalden. Allí conoció a trabajadores forzados franceses con los que hizo amistad. El 14 de julio de 1943, día de la fiesta nacional francesa, el joven de 17 años tocó para sus amigos La Marsellesa en el acordeón. Esto dio lugar a que sus colegas alemanes lo denunciaran a la Gestapo. Fue detenido de inmediato y trasladado a la prisión de Suhl. Allí sufrió maltratos y poco después fue trasladado al campo de trabajo forzado de Gleichberg. 

Debido a sus «actitudes subversivas», el 15 de octubre de 1943 le enviaron al campo de concentración de Buchenwald, donde en lo adelante se le registró como «preso político» e «mixto de primer grado». También se le clasificó como prisionero tipo «Dikal», lo que significaba que no se podía trasladar a ningún otro campamento. Se le sometió a trabajos forzados en la fábrica de armas de los talleres Gustloff adjunta al campo, y más tarde tuvo que trabajar como zurcidor de calcetines. 

Toda una vida de política activa

Günter vivió la liberación del campo de concentración por las tropas estadounidenses el 11 de abril de 1945. Fue además uno de los prisioneros liberados que, el 19 de abril de 1945, homenajearon a sus camaradas muertos con el juramento de Buchenwald y prometieron luchar para que los perpetradores fueran condenados y por un futuro pacífico. Después de una corta estancia en el hospital, el 30 de abril recibió sus pertenencias personales y regresó a Schmalkalden. Allí retomó de inmediato sus actividades políticas y desde 1946 fue miembro del Partido Socialista Unificado de Alemania (SED). En la RDA desarrolló una intensa carrera política. 

En la instalación digital conmemoramos a las víctimas del régimen nazi y proyectamos sus nombres al público, como la tarjeta de objetos personales de Günter Pappenheim que mostramos aquí. Así recordamos a las personas y las historias detrás de los nombres.

En abril de 2001, Günter Pappenheim asumió el cargo de primer vicepresidente del Comité Internacional Buchenwald-Dora y Comandos, y en 2005 se convirtió en presidente de la asociación sin ánimo de lucro Comunidad de Campamentos Buchenwald-Dora. Además, fue miembro del Comité Federal de Perseguidos del Régimen Nazi y de la junta honorífica de la Fédération Internationale des Résistants.       

En enero de 2021, el Día Internacional de Conmemoración de Memoria de las Víctimas del Holocausto, Günter Pappenheim fue testigo de la lectura de su nombre y el de muchos otros, en la Embajada de Francia, en la Puerta de Brandeburgo. Sobre el acto dijo: 

«Con gran placer y satisfacción me enteré de la proyección de luz #everynamecounts en la fachada de la Embajada de Francia en Berlín, donde también se proyectó mi nombre. La ejecución artística me asombró e impresionó enormemente. Agradezco a todos los que hicieron realidad esta gran idea».

Günter Pappenheim, Foto: Stadt Weimar

Günter Pappenheim murió el 31 de marzo de 2021 a la edad de 95 años. Poco antes de su muerte, la ciudad de Weimar le nombró ciudadano honorario por la obra de su vida. Su acordeón se conserva en la colección del Memorial de Buchenwald.

https://www.buchenwald.de/1631/

https://liberation.buchenwald.de/en/what-remains/guenter-pappenheim

 

Colaborar ahora!